jueves, 12 de enero de 2012

Metric, Chikita Violenta @ Auditorio Nacional

El primer concierto relevante del año se llevó a cabo ayer en el Auditorio Nacional, comenzando con un show corto y sobrio de los mexicanos Chikita Violenta. Suenan bien pero no lograron atraer al poco público que había minutos antes de las ocho de la noche en el recinto.

Aun después de dos días de boletos al 2X1, no se logró llenar el Auditorio, incluso cerraron con cortinas desde el primer piso para atrás, así que los que habíamos comprado en esas zonas nos reacomodaron en luneta o preferente. Yeah.

Un poco después de las 9, se apagaron todas las luces y Metric comenzó a tocar “Black Sheep”, rola que forma parte del OST de Scott Pilgrim vs The World (Edgar Wright, 2010). El público reaccionó bien al ver a una banda que, a pesar de haber visitado la ciudad en otras dos ocasiones, tenía un poco más de tres años de no tocar acá.

El primer momento en el cual la gente se prendió, fue cuando interpretaron “Help I’m Alive”, de su disco Fantasies, del cual también sonaron “Gimme Sympathy”, “Sick Muse”,  “Satellite Mind” y “Gold Guns Girls”, entre otras.

Fue inevitable admirar la belleza de Emily Haines, quien con un sensual vestido negro interpretó las canciones frente a su sintetizador y su ventilador, y ocasionalmente corría despavorida a bailar a las orillas del escenario.

Del Grow Up And Blow Away no sonó tema alguno, no así del Live It Out, disco del cual interpretaron “Empty”, “Poster Of A Girl” y “Monster Hospital”. Antes de irse al encore, y con un público considerablemente emocionado, tocaron “Dead Disco” y “Stadium Love”, canciones que hicieron que se sintiera la emoción de la noche, a pesar de la limitante de los asientos, que no permiten a uno brincar como se debe.

Para finalizar un evento con salpicaduras de Neil Young y los Beastie Boys, Jimmy y Emily tocaron una versión acústica de “Combat Baby”, dándole un toque emotivo a la clausura de un gran concierto que inauguró de manera fabulosa el año. Debo añadir que a pesar de la peculiar elección del venue, un lado amable del asunto es que todas las canciones se escucharon perfectamente, cosa que no hubiera pasado en otros recintos donde el sonido es toda una cuestión de ¿azar?.

Por acá el setlist. Fotos por Toni Francois.