lunes, 1 de agosto de 2011

The Strokes // Angles

Larga fue la espera que nos hicieron pasar estos muchachos neoyorquinos, pues desde hace cinco años nos dejaron endulzados con el que un servidor considera su mejor trabajo hasta el momento. Me refiero por supuesto a First Impressions of Earth (2006). Don’t hate me.

En el camino recibimos mogollón de proyectos solistas de sus integrantes: “The Time Of The Assassins” de Nickel Eye (Nikolai y su banda), “Como te llama?” y “Yours To Keep” de Albert Hammond Jr., el “Phrazes For The Young” de Julian y el homónimo de Little Joy (colaboración de Fabrizio con Rodrigo Amarante), siendo éste último el mejor logrado.

Sin embargo ninguno de éstos conseguía capturar esa chispa que se generaba en las ahora clásicas “Juicebox”, “Reptilia” o “Last Nite”. Hacía falta que se pusieran a trabajar.

Sabíamos que eventualmente lo harían de nuevo, y no fue sino hasta el pasado marzo que tuvimos oportunidad de escuchar los resultados.

El silencio grupal se ha roto con un gran recibimiento, de nombre “Machu Picchu”, que bien podría ser uno de los mejores temas de su carrera, igualando a los más brillantes del Room On Fire (2003). Posteriormente llega el primer sencillo que se dio a conocer con un elegante video: “Under Cover Of Darkness”, que si bien después de la primera escucha no produce las mismas sensaciones eufóricas que singles anteriores de la banda, con el tiempo va dando resultados, cortesía de sus pegajosas y distorsionadas guitarras.

Después aparecen una serie de canciones que se encuentran en un híbrido entre el festejado Is This It? (2001) y el proyecto solista de Julian Casablancas. No son verdaderos himnos pop pero tampoco son canciones simplonas que se enfocan en que sus estribillos se te queden tatuados en el cerebro a base de guitarrazos. “Two Kinds Of Happiness”, “Games”, “Gratisfaction” y “Taken For A Fool” son clara muestra de eso.

Y como salidos de quiensabedonde, tenemos también a “You’re So Right”, “Metabolism” y “Call Me Back”, que hacen ver a Angles como un trabajo que no tiene pies ni cabeza, cosa que para una banda que ha sido considerada como una de las más sobresalientes de la década pasada es imperdonable.

No me malinterpreten, porque de que el disco es bueno, lo es. Más de 10 años en la industria deben dejar algo de experiencia. Quizá solamente esperaba algún disco que me volara la cabeza, y sin embargo lo mejor que The Strokes lograron con su cuarta placa fue ser cumplidores, y nada más.

Last.fm: The Strokes // Angles (2011)

2 comentarios:

Sucio Vagabundo dijo...

Hey, coincido contigo. Pareciera que algunas canciones son retazos de los discos anteriores.

Si, este album es solo para cumplir o quizas las expectativas fueron muy grandes.

Saludos!

PD A mi me parece el mejor el Is This It. I Don´t Hate You hahaha.

Bones dijo...

Jajajá. Guerra de discos!

Gracias por visitar.